Blog

¿Por qué los niños se llevan todo a la boca?: Una mirada desde la Neurociencia

La etapa oral de Freud, establece que el Recién Nacido hasta los 15 meses, recurre a su boca en la búsqueda del placer, basado exclusivamente en la sexualidad. Cuando Freud postula sus teorías del Sicoanálisis, en esa época no se conocían las llamadas Hormonas de la Felicidad, como las Endorfinas, las Dopaminas y las Oxitocinas, las que tienen un potente efecto Anti Stress, puesto que producen placer, satisfacción, relajación, sedación, somnolencia, empatía, apetito, alegría, optimismo, entre otros, y el cerebro las necesita y busca los mecanismos, para que siempre se activen.

Uno de estos mecanismos es la succión y los reflejos que la acompañan, como los movimientos de los labios y de la lengua. Este proceso gatilla la producción de Endorfinas, lo que lleva al niño a repetir este acto en forma compulsiva. Este proceso se llama Gratificación Cerebral y el cerebro siempre buscará la forma de obtenerlo.

Durante miles de años el ser humano enfrentó la Mortalidad Infantil desde Recién Nacido y hasta los 5 años de edad, como “algo natural y normal”, producto de una mala alimentación o desnutrición, por lo que estos niños eran los más susceptibles de enfermar y morir. Esta condición puso en riesgo la existencia de la especie humana y generó adaptaciones necesarias en su ADN, para asegurarse que el ser humano en su niñez, se llevara permanentemente comida a la boca, para asegurar su supervivencia.

Este reflejo innato y comandado por su ADN, es el que lleva a los niños a llevarse todo a la boca, como también a chuparse el dedo, comerse las uñas, jugar con los labios y a algunos niños, a ser “mordedores”.

Por lo tanto, retar al niño o “amenazarlo” por llevarse su dedo o la mano a la boca, es ir “contra natura” y la mejor forma de mitigar este potente reflejo que el niño no puede evitar, es el uso de un Chupete blando, de lo contrario el niño mantendrá estos malos hábitos llevándolo a tener una mordida abierta anterior y además, podrá estar pidiendo comida todo el día y llegar a tener Sobrepeso u Obesidad. Para mayor información con respecto a este tema, revisar aquí.


Dr. Pedro Marinov Martinić
Médico Pediatra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *